• David Laznik

¡Sonríe, funciona!


Ser optimista significa ser una persona positiva que trata de ver todo lo bueno que le rodea sin dejar de ver la realidad.

Científicamente está demostrado que las personas optimistas:

1. Encuentran soluciones fácilmente ante los obstáculos de la vida sean los que sean.

2. Los optimistas se aman, tienen un alto nivel de autoestima, se valoran y aprovechan lo mejor posible sus talentos personales innatos.

3. Aceptan a los demás como son y no malgastan energías queriendo cambiarlos, solo influyen en ellos con paciencia y tolerancia.

4. Disfrutan del “aquí” y el “ahora”, no van al pasado con el sentimiento de culpa ni el rencor, ni al futuro con angustia. Disfrutan del buen humor y con amor

5. Ven oportunidades en las dificultades y cuentan con la lección que nos ofrecen los errores y sobre todo tienen la habilidad para aprender de los fracasos.

Cuando nos sentimos optimistas, somos capaces hasta de sacar una sonrisa en los días más difíciles.

Los optimistas tienen épocas difíciles, pero no se rinden ni se dejan aplastar por su peso, ya que aún la noche más oscura tiene un claro amanecer y que sobre las nubes más densas sigue brillando el sol

Fluye con la vida, no te quedes en el pasado y tampoco agobies con el futuro. Disfruta del momento centrate en lo que estás haciendo y adaptate a lo que venga Esto te hará mucho mas fuerte.

Una persona positiva es responsable de su éxito y es consciente de que la buena suerte es la que uno se busca, con trabajo y pasión.

Cuando te das cuenta de que eres el único responsable de tu vida, las cosas comienzan a verse de forma diferente ¡PRUEBALO!

“Un pesimista ve la dificultad en cada oportunidad; un optimista ve la oportunidad en cada dificultad” ( Sir Winston S. Churchill)