• David Laznik

Somos por naturaleza malos escuchando

¿Interrumpió una conversación porque quiere sugerir una solución a un problema que le está contando su amigo? ¿O miraste tu teléfono celular mientras tu cónyuge te contaba lo que le pasó durante el día? Entonces sabes lo difícil que es escuchar bien a otras personas. Los expertos dicen que somos inherentemente malos para escuchar. Pero eso no significa que todo esté perdido. Escuchar es una habilidad que podemos adquirir con un poco de entusiasmo y práctica. Para ayudarlo a mejorar su comunicación, Elizabeth Bernstein publicó un costoso resumen de los mejores pasos de escucha activa en el Wall Street Journal:

  1. Busque señales de que una persona quiere hablar e indique su disposición a escuchar. "Cuando mi esposa quiere hablar, apago la computadora para mostrarle que le estoy prestando toda mi atención y así evitar distraerme de la pantalla".

  2. Deje que la otra persona explique cuál es su núcleo. Reconozca la realidad de sus sentimientos. Este es un paso clave. A medida que comenzamos a reconocer los sentimientos de los demás, podemos mejorar nuestra comunicación. Es importante recordar que no se deben negar sentimientos como: enfado, irritación, miedo o disgusto; En su lugar, puede articular el punto de vista de la otra persona: "Te sientes aburrido", "Normalmente lo disfrutas, pero ahora mismo no estás de humor". Esta etapa es más difícil de lo que parece y requiere poco entrenamiento. Pero es muy importante que lo hagamos.

  3. Anime a la persona a detallar sus palabras, a través de preguntas abiertas, haciendo ruidos de escucha, sentándose de una manera que muestre atención o haciendo contacto visual.

  4. Reescribe las palabras de la otra persona, te ayudará a demostrar que entiendes su punto.

  5. Haz preguntas y escucha para tratar de ayudarte a encontrar una posible solución al problema que te plantea la persona. Pero recuerde, no se apresure a encontrar una solución. Artículo publicado por: David Africio 28/01/2015


4 צפיות0 תגובות