• web-design45

No tengo Tiempo para nada


¿Sabes una cosa?

La vida es tiempo... y cada vez que dices "no tengo tiempo le estás enviando un mensaje directo a tucerebro que interpreta como.

"No tengo vida”

¿Qué tenemos que decir entonces en lugar de no tengo tiempo?

¡La verdad!Es que...

No sé administrar mis prioridades

Actualmente tenemos vidas sobrecargadas de trabajo y compromisos, vivimos estresados y siemprependientes del reloj.

Continuamente nos quejamos de que queremos hacer determinadas cosas

pero la mayoría de las veces terminamos con la frase..."No tengo tiempo"

Curiosamente, la gente que más éxito tiene, es la que tiene tiempo para sus hobbies, para sus familiasy hacen todo lo que quieren.

¿Cuál es su secreto?... gestionan bien su tiempo!

Es necesario que comprendamos dos cosas

Una semana solo tiene 7 días, y cada día 24 horas...No más

Es una obviedad, pero a veces lo olvidamos y queremos hacer tantas cosas que nos faltan horas o días de la semana.

Pero hasta que no asumamos que solo disponemos de 24 horas at día y de 7 días a la semana no podremos nunca gestionar bien nuestro tiempo

Debemos cambiar nuestra perspectiva del tiempo y tomarlo come un aliado, y no como un enemigo contra el que luchar y al que hay que sacar más minutos.

Nosotros somos los únicos dueños de nuestro tiempo y de nuestra vida y empleancomo queremos

Es cierto que tenemos que trabajar, que tenemos que hacer determinadas tareas, pero a la decisión de cómo emplear el tiempo es nuestra

Todos disponemos de la misma cantidad de tiempo, el cómo aprovechar esas horas y alles saquemos depende de cada uno de nosotros.

- El tiempo es dineroComo bien dice el dicho: "el tiempo es oro

Todos somos reacios a derrochar nuestro dinero, pero sin embargo no nos importa derrochar nuestro tiempo.

Y debernos concienciarnos de que nuestro tiempo es dinero porque lo podemos fácilmente convertir en dinero tal mediante un trabajo remunerado.

El tiempo que podemos emplear en lo que queramos, pero hemos de ser conscientes de usarlo en determinada actividad y que esto conlleva un coste asociado.

Por ejemplo, después de un día duro de trabajo, puedo decidir tirarme en el sofá toda la tarde viendo la tele. Esto es un tiempo bien empleado si yo elijo hacerlo, pero será un tiempo mal empleado si quiero hacer otras cosas y luego por la noche me arrepiento de haberme quedado toda la tarde en el sofá

Para todo esto es importante aprender a priorizar nuestros objetivos.

El problema principal es que reaccionamos sistemáticamente a lo que ocurre y demos las cosas segun nos van legando. No hacemos lo que queremos, sino que nos dejamos llevar por agentes externos y este es el principal problema de una mala gestión del tiempo.

Al no priorizar, hacemos las tareas según nos vienen, según nos apetece o según cualquier otro motivo Pero las tareas hay que realizarlas según su importancia.Y lo más dificil es saber... qué es lo importante?

Lo importante es todo aquello que me dé un alto rendimiento o que es esencial para mis objetivos o los de mi empresa.

Y de ahí surge otro gran problema que tiene mucha gente, que es el no tener claros sus objetivos o los de su trabajo.

Después de todo esto, te recomiendo que te tomes un tiempo para meditar

Qué quieres conseguir

Como lo puedes conseguir

Qué necesitas para conseguirlo

para que asi averigües tus objetivos a corto y largo plazo.

16 vistas